suit, business man, business-673697.jpg

¿Lo que aprendiste en la carrera y en aquel máster que hiciste no tiene nada que ver con la ciencia urbana?

¿Estás con tu investigación más perdido que un pulpo en un garaje?, ¿intentas publicar en revistas JCR y SJR y no hay manera?

No problem, mira esto: Los 6 tips que la Teoría Urbanística de tu proyecto e investigación tiene que superar.

He aquí 6 tips que tienes que evaluar en la teoría urbanística que hayas elegido para que tu investigación empiece con buen pie (más adelante escribiré unos cuantos más que faltan, pero para empezar no está mal):


1_ Pensamiento crítico. Como buen urbanista investigador analiza y evalúa la estructura y la consistencia de la teoría urbanística que has aprendido o descubres. Para ello fíjate si emplean métodos precisos, evidentes, formales, verificables, razonable y comprensibles. Si detectas actos de magia y fantasías de todo tipo, por amor a la ciencia, cuanto menos SOSPECHA. Y lo más común que he visto por ahí: si se dedican al arte de la descripción y de ahí no pasan ACTIVA TUS ALARMAS DE ESTAFA.


2_ Falsable. Designa la posibilidad que tiene una teoría urbanística (si es que se atreven a llamarle teoría) de ser desmentida por algún hecho o enunciado que se deduce de ella. Más o menos sería algo así como que si no se logra falsarla sigue siendo válida hasta que venga otra a destronarla. Pero esta es la gracia del debate científico. No quiero especificar las perlas que veo por ahí para no meterme en líos, pero lo dejo en tu mente para que le des una vuelta a la que hayas elegido.


3_ Método consistente. El método científico es el más usado para validar las hipótesis (las what??? Ya las veremos). Hay mucha controversia y picardía con este asunto al ampararse en los razonamientos lógicos como método para validar las hipótesis. Pero cuidado que esto tiene su miga y en principio también serían válidos, pero te aconsejo que te formes en el método científico y profundices en él. Si estás leyendo este blog me imagino que andas un poco verde con el método científico (el método what en urbanismo??).


4_ Verificable. La autenticidad de las teorías urbanísticas puede comprobarse, una y otra vez, empleando los métodos que se emplearon inicialmente. Por ello incluye evidencias empíricas en tu trabajo, es decir, datos que sacas de la realidad y trabajas en base a ellos. Cuidado con los conceptos pseudo-filósoficos y las reflexiones de algún autor que plasmó en algún lugar, que de tanto repetirlas parecen datos, o herramientas, o todo tipo de cosas raras.


5_Sistemático. En sentido que tu teoría es una unidad ordenada y orgánica, cuyos conceptos puedan agruparse en grupos con características parecidas y coherentes. Los nuevos hallazgos de tus investigaciones, o de otros grupos de investigación, se insertan en el sistema de conocimientos previos e incluso pueden abrir nuevos caminos en este campo.

6_Unificado. Porque la teoría que usas se supone que busca el conocimiento generalizado y abstracto. Cuidado con abusar de los estudios de caso, o lo que es peor, sólo usar el estudio de caso y quedarte tan a gusto. Esto se puede hacer pero como parte inicial de tu investigación en la que estás haciendo una pequeña prospección a ver si es consistente lo que planteas, para luego aplicarlo a una muestra mayor. Asegúrate que la teoría que hayas escogido busca lo que es común a las cosas que son diferentes (ciudades, calles, comportamientos) y lo que ocurre con frecuencia entre diversos fenómenos.


Y hasta aquí. Ya tienes trabajo suficiente para unos días. Vete pasándole este checking-list a tu fantástica teoría urbanística y ya me cuentas a ver si lo pasa.

Ni que decir tiene que la Sintaxis Espacial lo aprueba 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.